opera

animail

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Teatro Colón Temporada 2015
Teatro Argentino Temporada 2015
Juventus Lyrica Temporada 2015
Buenos Aires Lirica Temporada 2015
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

EXCELENTE VERSION DE “LOS CUENTOS DE HOFFMANN” POR JUVENTUS LYRICA

“Los Cuentos de Hoffmann”, ópera con prólogo, tres actos y epílogo

Libreto: Jules Barbier.
Se basa en una obra del propio
Barbier y Michel Carré.
Música: Jacques Offenbach
Dirección musical: André Dos Santos
Dirección escénica: Ana D’Anna
Escenografía Gonzalo Córdova
Vestuario: Maria Jaunarena
Cantantes: Enrique Folger,
Laura Pisani
Eugenia Fuente
María Belén Rivarola
Felipe Cudina Begovic
Vanina Guilledo
Juan Font
y elenco.
Coro Juventus Lyrica
(preparador Hernán Sánchez Arteaga) y orquesta.
Teatro Avenida – 14/9/14

 

Estrenada en la propia casa de Offenbach en mayo de 1879 – en una versión abreviada, la muerte de Offenbach - 5 de octubre de 1880 -dejó la obra inacabada. Ernest Giraud completó la obra, agregándole recitativos y fue estrenada sin incluir el acto de Giulietta. Finalmente en 1911 fue representada en la Opéra-Comique, incluyendo el acto veneciano. La versión ofrecida por Juventus Lyrica es la Choudens, tradicional para nuestro país, aunque con algunas variaciones. Bueno sería, alguna vez, poder ver alguna de las otras versiones, pero seguramente son prohibitivas para los presupuestos actuales de nuestro medio.
La versión brindada fue excelente desde todo punto de vista. No es un emprendimiento fácil, sumado a un numeroso elenco, las dificultades vocales de algunos roles y los cinco cuadros de la obra – con sus correspondientes cambios de escena – exige un esfuerzo mayor que otros títulos; pero Juventus Lyrica salvó estos escollos generando una excelente versión.
El Maestro André Dos Santos, de Brasil, pero ya un asiduo concurrente de las temporadas en Buenos Aires, brindó una excelente versión musical, impecable estilo, tiempos adecuados y algo muy importante, total control del equilibrio entre el foso y el escenario. Nunca tapó a los cantantes. La Orquesta le respondió en todo momento. Gran trabajo.
Otro baluarte de la versión fue el desempeño del Coro de Juventus Lyrica, preparado por Hernán Sánchez Arteaga. Gran nivel vocal y solvencia actoral.
La puesta de Ana D’Anna, dentro de los parámetros tradicionales, trabajó particularmente en la parte actoral de cada uno de los intérpretes, generando un excelente nivel teatral. Todo fluyó naturalmente, con coherencia y sin desbordes. Su trabajo fue enriquecido por el excelente vestuario de Maria Jaunarena y la práctica escenografía de Gonzalo Córdova. Solamente lució algo pobre el cuadro de Giulietta, tal vez el mas difícil de representar, donde poco estaba presente Venecia y sus famosos canales. Pero como se ha dicho, es un cuadro complicado, sobre todo cuando el presupuesto no abunda.
La temida parte vocal mostró en general la capacidad de Juventus para encontrar los cantantes indicados para la mayoría de los roles.
Bajo todo punto de vista fue un lujo el Hoffman de Enrique Folger, quien con justicia se llevó la mayor ovación de la noche. En un excelente momento vocal, en un papel que los mayores tenores de todas las épocas le han sido reticentes, de hecho solo Domingo lo cantó con alguna frecuencia, pero por un muy corto período de tiempo, Folger volvió a mostrar, además de su excelente nivel vocal, su autoridad, entrega y temperamento como actor. La versión presentada es la más exigente para Hoffmann, pero nunca generó un problema para él. Y aunque llegó algo cansado a los últimos compases de la obra, su trabajo como un todo nunca bajó de la excelencia. Y según mis datos estaba debutando el rol! Bravo!
Laura Pisani brindó una excelente Olympia. Con buen volumen, sorteó sin problemas una exigente parte donde la coloratura, los sobreagudos y los stacatti hacen de su aria un problema a resolver, cuando no se cuenta con la extensión y la técnica debida. Por suerte Pisani tiene todas las condiciones para el rol, generando una muñeca impecable en lo vocal – con algunas notas sobreagudas, que no se agregan generalmente - y un personaje divertido y creíble.
Eugenia Fuente, volvió a mostrar su aterciopelado timbre, su canto franco y su buena línea de canto. Generó una Giulietta lo suficientemente sexy, como lo exige el rol. Solo es de lamentar que no controlara más su imponente volumen en las escenas de conjunto. Hubiera ganado su interpretación y la obra en general.
Conmovedora la Antonia de María Belén Rivarola. Con un hermoso timbre de voz, excelente afinación, línea de canto y estilo, su prestación, basada en la fragilidad que presenta su rol, fue todo un acierto. Y a quien me gustaría ver pronto en otros roles. Gran trabajo.
Aunque Offenbach pensó en una sola soprano para todos los roles, y existen grandes ejemplos internacionales e incluso locales, es realmente difícil encontrar una cantante que pueda encarar tres tesituras totalmente diferentes, soprano ligera, mezzo o soprano dramática y soprano lírica. Y esta fue la opción elegida para el elenco femenino. Igual era su idea con respecto a los cuatro personajes demoníacos. Y aquí si fueron cantados por un mismo bajo, Felipe Cudina Bergovic. Poseedor de un interesante timbre y buen volumen, pero creo que fue un riesgo hacerlo cantar los cuatro roles con un técnica todavía no resuelta. Creo que debe solucionar su técnica, emparejar su registro e ir paso a paso. Tiene condiciones y sería una pena perderlo por apresuramiento. Su aria más famosa “Scintille, diamant” del acto veneciano pasó totalmente desapercibida. Y su mejor logro fue como Coppélius, generando un personaje convincente.
Del resto del numeroso elenco cabe destacar el muy buen Nicklausse de Vanina Guilledo, bien cantado y muy bien actuado, con un físico muy adecuado para el papel. Juan Font, que ya no es ninguna sorpresa, excelente en todos sus roles, en especial en Crespel.
Todo el resto del elenco a la altura de la función, se notó trabajo, se notó ensayos y una forma seria de encarar un hecho artístico. Solo resta felicitar a Juventus Lyrica por regalarnos esta excelente función y que sigan creciendo con el gran nivel mostrado en esta función.

por Alberto Leal

LOS CUENTOS DE HOFFMANN
JUVENTUS LYRICA EN EL TEATRO AVENIDA

ELENCO ALTERNATIVO

Los cambios en el elenco funcionaron como un excelente pretexto para volver a disfrutar este espectáculo notable que nos hizo revivir la sensación que últimamente estábamos olvidando de ver una obra  representativa del Teatro Lírico más clásico en un montaje que no pretende enmendarle la plana al autor, haciéndolo decir cosas que  él nunca pensó y que si viviera quizás no compartiría.
Un entusiasta aplauso para el equipo de dirección integrado por  ANDRE DOS SANTOS , en una ejecución que une a la vez intensidad dramática, belleza sonora, elegancia y por encima de todo un respeto por las voces de los cantantes que los directores venidos del sinfónico tienden a olvidar que son lo principal en una Opera  , y ANA D/ANNA en una magnífica dirección escénica , atenta a los detalles y muy cuidada en la conducción de los intérpretes que actuaron todos como si fueran realmente actores.
Del elenco ya visto estuvieron presentes los excelentes JUAN FONT como Crespel , al cual el único defecto que se le puede señalar es su indisimulable juventud para el papel, MARIA BELEN RIVAROLA  que volvió a cautivar y emocionar como Antonia, una interpretación de lujo, digna de cualquier teatro, más allá de una fugaz dificultad rápidamente controlada en el trémolo final que ocurrió en las dos funciones por lo que no debe de ser accidental.
Noté un cambio en la escena de Venecia, donde EUGENIA FUENTE  reiteró su inteligente composición que aúna el erotismo con la perversidad, y su impecable línea de canto, pero además no sonó abrumadora en los agudos como el Domingo, no se si porque ella ajustó el volumen o el resto del elenco cantó más alto o simplemente porque yo estaba sentado en una butaca central mientras el Domingo estaba en una butaca lateral. Las voces de Fuente, Pol, Spagnolo y  Adano desplegando todo su volumen en el concertante final del acto, produjeron una auténtica frisson.
Y cabe señalar la muy buena composición de LAURA DANNA  como la Musa, una parte recitada en un sólido francés, que tiene una parte decisiva en el epílogo donde ella sola queda con el poeta y lo recibe en sus brazos mientras él se entrega a lo que ha sido el más fiel amor de su vida : el arte. Y que tan magistralmente describe la frase final de la Musa: EL HOMBRE NO ESTA MÁS. RENACE, POETA ¡!
Los recién llegados fueron  EZEQUIEL GONZALEZ  que en el otro elenco se limito a cantar los OUI  de Andrés y que aquí asumió la parte más extensa de NATHANIEL. Lució una bonita voz de tenor lírico y una gran desenvoltura escénica. Un paso muy importante en la carrera de este joven valor a quien recordamos como un integrante del Coro de La Plata
GRISELDA ADANO fue un delicioso Nicklause, un magnífico trabajo de composición del adolescente fogoso que es el compañero de andanzas de Hoffmann, luciendo además un bello timbre vocal.
NATALIA QUIROGA ROMERO  cantó una impecable Olimpia, con un timbre decididamente más agradable que el normal de las sopranos que cantan esta parte, con una perfecta ejecución de la coloratura y los stacatti, aunque tuvo un par de pequeños problemitas al descender del agudo al grave.
POL GONZALEZ encarnó los demonios con una apabullante voz de bajo, con el timbre oscuro que el registro y la parte piden y un muy buen registro agudo. Acertadamente optó por trasportar el agudo final de SCINTILLE DIAMANT  y hacerlo en mezza voce, ya que la nota está bastante fuera del alcance de un bajo normal. No me gustó su concepción del personaje (y se la atribuyo a él y no a la directora porque fue totalmente diferente de la que llevó adelante el otro bajo) demasiado apoyada en la comicidad.
Y por último tuvimos a MARIANO SPAGNOLO como Hoffmann. Spagnolo tiene una voz interesantísima de un bellísimo timbre, agudos que son verdaderos cañonazos, un importante volumen (al menos para el Avenida) y una bonita mezza voce. Es un razonable actor sobretodo si se tienen en cuenta las limitaciones que le impone su físico. Todo indicaría que estamos en presencia de alguien que hará una importante carrera. Pero, y no es un pero menor, para ello deberá cuidar más la afinación que en demasiados momentos, para mi oído al menos, le fue esquiva.

Luis G. Baietti
EXCLUSIVO PARA OPERA IN THE WORLD