Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

RIGOLETTO POR “SAN” MAURIZIO BENINI

Después de una vida que concurro al Teatro Colón – además de haber pasado por su Instituto – no logro entender si las personas que eligen los elencos están capacitadas y actualizadas sobre los cantantes y músicos actuales o solamente confían en los representantes. Llevar nombres que ya han pasado su mejor momento solo por llevar algún nombre conocido, flaco favor le hace al Teatro.
El Municipal de Santiago de Chile creció pues su Director en su momento, Sr. Andrés Rodríguez concurría los meses de verano de aquí a ver opera en Europa y USA y descubrir excelentes cantantes que luego fueron divos con el tiempo. El Teatro Colón está muy lejos de esto y lo demostraron las funciones de “Rigoletto”, por lo menos las del primer elenco al que yo concurrí.
Con la notable excepción del Maestro Maurizio Benini, gran especialista del repertorio italiano, que dirigió la orquesta en forma excelente. Su trabajo fue magnífico. Muy poco se puede hablar del nivel vocal.. Muy bueno el desempeño del Coro masculino.
Sería bueno que alguna autoridad explique porque se han contratado dos bajos para el papel de Sparafucile – el de mi función fue justamente abucheado-, teniendo bajos como Christian Peregrino (una de las voces más lindas y que mejor se escucharon) a disposición o Mario Di Salvo. Podrán explicar la causa……
Ekaterina Siurina ha sido una buena Gilda años atrás, pero tendría que cambiar de repertorio ya. No dio ninguno de los agudos escritos o por tradición y solamente llego conmover algo en al dúo final. Agreguemos a esto sus notas gritadas del La al Si Bemol. Debe de dejar Gilda ya.
El joven tenor Pavel Valuzhin posee una voz de agradable timbre, pero su afinación en el sector agudo es siempre errónea y no logró entender que encaraba a un Duque, nunca pesó en escena.
Uno de los cantantes que admiro profundamente Fabián Veloz, se lo escuchó y vio pálido en la primera parte de la ópera, pero se recuperó en la segunda parte gracias a su gran entrega y dotes de actor. Creo que debe profundizar más en el personaje, ya que solo conmovió en la segunda parte. Su actuación fue un buen anticipo de lo que sin duda será su interpretación de la parte una vez que la frecuentación y el trabajo con buenos directores le permitan profundizar en ella. Condiciones no le faltan a este gran barítono argentino.
No ayudó la marcación de Jorge Takla, librando a los cantantes a su suerte.
Y me extraño la pesada escenografía de Nicolás Boni, de quien he visto excelentes puestas absolutamente minimalistas.
Correcta la iluminación de José Luis Fiorrucio y excelente el vestuario de Jesús Ruiz.
En un “Rigoletto” donde los roles más notables fueron los de Ricardo Seguel como el Conde Monterone, Alejandra Malvino como Giovanna y Guadalupe Barrientos como Magdalena….está todo dicho….

Alberto Leal

RIGOLETTO FUNCION DE ABONO DEL COLON

RIGOLETTO
OPERA DE GIUSEPPE VERDI CON LIBRETTO DE FRANCESCO MARIA PIAVE
BASADO EN LA OBRA DE VICTOR HUGO LE ROI S/AMUSE
DIRECCION MUSICAL –MAURIZIO BENINI
DIRECCION ESCENICA –JORGE TAKLA
ESCENOGRAFIA –NICOLAS BONI
VESTUARIO JESUS RUIZ
ILUMINACION JOSE LUIS FIORRUCCIO
CORO Y ORQUESTA ESTABLES DEL TEATRO COLON
TEATRO COLON

Hay tres óperas de Verdi , escritas en el período central de su vasta carrera como compositor, que han capturado desde siempre la adhesión del público, que literalmente no se cansa de oírlas y acude en masa cada vez que se representan . RIGOLETTO, IL TROVATORE Y LA TRAVIATA fueron escritas una detrás de la otra en un período de dos años. El Maestro continuaría componiendo por 40 años más y luego de dos bellas óperas de transición UN BALLO IN MASCHERA , LA FORZA DEL DESTINO donde ya aparecen los elementos distintivos de su madurez creativa, llegarían sus obras maestras DON CARLO , AIDA,OTELLO y su canto del cisne muy apreciado por la crítica especializada FALSTAFF. Ninguno de estos títulos posteriores al terceto mencionado goza de la popularidad de estas operas más tempranas y más imperfectas, salvo AIDA, que quizás los supera en popularidad, en parte por el gran espectáculo.

Qué busca el público en estas tres Operas ¿? El arrollador melodismo del Maestro , que está en plena ebullición y la terrible fuerza dramática de sus escenas que independizándose de textos algo discutibles en cuanto a la coherencia dramática

( quien puede por ejemplo creer en una madre que planea vengarse de un poderoso , secuestra su hijo y a la hora de quemarlo se confunde y quema el suyo propio ¿?) pero a la hora da darles música Verdi logró momentos de gran poderío dramático ( retomando el ejemplo anterior quien no tiembla de emoción oyendo el imposible CONDOTTA ELL/ERA IN CEPPI ¿? )

Rigoletto participa de esas característas. Es una sucesión de arias, dúos , cuartetos todos con melodías que uno quiere oir una y otra vez ( se cuenta que Verdi no entregó hasta último momento la partitura de LA DONNNA E MOBILE porque temió que si era oída de antemano en poco tiempo hasta el último vendedor ambulante de Italia estaría cantarolándola y todo el mundo pensaría que no es obra suya sino una copia ) - Es bastante difícil deglutir en seco toda la escena final del sicario contratado para abatir al Duque , que asesina en su lugar a Gilda y se la entrega en una bolsa a Rigoletto . Pero quien no se conmueve con frases tales como V/O INGANNATO, COLPEVOLE FUI. L/AMAI TROPPO. ORA MUOIO PER LUI o SE TU MUORI QUI SO QUI SOL IO MI VEDRO ¿? ( y disculpen si se me escapa algún error ortográfico en italiano porque estoy citando de memoria )-

Difícilmene un Teatro Lírico que se respete deja de programar por lo menos una de esas 3 óperas en su temporada anual, con lo cual el hiato entre una representación y otra es en general reducido.

El Colon hacía 17 años que no representaba RIGOLETTO ¡!! Esto quiere decir que de no mediar el amparo de las Cias. Privadas y del Teatro Argentino ( que esperamos resurja de su coma inducido )habría toda una generación que no conoce este texto.

Claro una reposición de una Opera tan amada que no se ve hace 17 años despierta expectativas y genera exigencias.

El Colón sólo en parte cumplió con ambas cosas.

La versión fue digna pero no destacada-

En primer lugar contrató un Maestro de primera línea, tal como hacía con frecuencia en su época más gloriosa. Cargado de premios y con asistencia habitual en varios de los grandes Teatros del mundo es una de las principales batutas vivientes y todo su trabajo fue de enorme calidad.

La orquesta y el coro sonaron maravillosamente, con una gran fuerza dramática , que me hizo recordar aquella frase del Maestro Vieu en una entrevista que le hice, donde me decía que a veces en el Verdi joven la orquesta no tiene una música particularmente destacada para tocar, pero tiene una función esencial que es la de crear el clima de la acción. Y vaya si lo hizo Benini asistido por la excelente Orquesta Estable y Coro estable consiguiendo dar en todo momento el clima dramático de la obra aun cuando lo que ocurriera en escena no estuviera totalmente a la altura.

La puesta en escena de JORGE TAKLA, un director con una vasta producción en el Teatro hablado brasileño fue muy respetable en su obediencia del texto verdiano del cual se apartó solamente en una horrible escena inicial destinada a provocar impacto y que se hable de ella, en la que se distorsiona la personalidad del Duque que es un seductor serial y no un violador sádico como allí se proclama .

La escenografía fue en general correcta si bien a mi juicio se exageró con el enunciado de la decadencia moral de la corte, en la escena del tercer acto poblada de columnas caídas. No es necesario ser tan explícito para que se entienda el concepto.

Fue acompañada por un elegante vestuario que dio placer mirar.

El elenco tuvo sus altibajos.

FABIAN VELOZ obtuvo un gran logro personal al probar que tiene las condicioens para cantar y muy bien uno de los papeles más demandantes del repertorio y además interpretarlo con gran fuerza dramática. Es asombrosa la evolución que ha tenido en el plano actoral Fabian, que antes de partir para Europa era su talón de Aquiles, que ahora ha desaparecido por completo.

Es mejorable su versión ¿? Claramente si. Veloz ha llegado al papel en plena juventud y la frecuentación y la madurez le permitirán darle una aún mayor fuerza trágica. Y Veloz ha demostrado en estos años poseer en alto grado el espíritu de trabajo ,el afán de superación y la inteligencia como para lograrlo.

Quiero ver su Rigoletto de nuevo digamos de aquí a 5 años. ( y no digo más años por mi edad y no por la suya )- En lo vocal me pareció en algunos momentos percibir una cierta fatiga, que yo atribuyo a los tempi implacables de Benini que no son los más adecuados para voces con el peso de la voz de Veloz.

EKATERINA SIURINA es una buena cantante y buena actriz, que se hizo perdonar la carencia de algunas notas agudas que fueron extrañadas ( EN PARTICULAR EL AGUDO DE LA VENDETTA )- En el primer acto pareció más bien monótona y con la voz velada, pero se redimió con un muy buen tercer y cuarto actos. De todos modos es para mi inexplicable su contratación cuando hay en plaza excelentes sopranos para cantar la parte como RIZZO ( QUE CANTA EN EL SEGUNDO ELENCO ) POLVERINI ,QUIROGA .

El tenor PAVEL VALUZHIN ( bieloruso ) tiene indudablemente el físico del papel, pero yo diría que no tanto la voz. Se maneja muy bien en el registro agudo, pero más abajo su voz pierde fuerza suena demasiado liviana, carente de carnalidad tan esencial para retratar al Duque. Además escénicamente no consigue proyectar la imagen de autoridad que debe emanar de él.

Tuvo un gran momento en el aria PARMI VEDER LE LACRIME cantada con expresividad y buen gusto, pero su caballetta ( sin el agudo final ) fue casi insufrible por la variable afinación.
Le costó mucho en los recitativos seguir la velocidad de Benini, llegando a tener que suprimir alguna sílaba del texto para alcanzar a la orquesta.

GEORGE ANDGULADZE fue un caso aún más notorio de contratación inadecuada. A quien se le ocurre traer un bajo ruso que carece de las notas graves y el volumen necesarios para impactar con su papel teniendo no menos de 5 bajos nacionales en condiciones de cantar la partitura bien mejor que él ¿?

GUADALUPE BARRIENTOS fue un tsunami de sensualidad y lujo vocal en una Maddalena arrasadora. Recibió la mayor ovación de la tarde después de la de Veloz.

RICARDO SEGUEL impactó con su bonita y potente voz baritonal utilizada con gran sentido dramático. Casi me da vergüenza decir que lamentablemente hay una nota del papel ,que es para bajo barítono, que no estuvo a su alcance.

Retomando una tradición de la época en que se traía lo mejor de lo mejor el Colon rodeó a los cantantes principales con un elenco de comprimarios de lujo que se lucieron en sus breves partes . Destaques para ALEJANDRA MALVINO como Giovanna MARIANA REWERSKI como la condesaa y sobre todo CHRISTIAN PEREGRINO que nos dejó con muchas ganas de oír su Saparafucile.

LGB

Usted es el visitante número